miércoles, 17 de junio de 2009

CUMPLEAÑOS



Hoy, gran día, 18 de Junio de 2009 cumplimos un añito. Un año ya hablando de energía, ecología y ya, últimamente, de política. Un año al servicio de todos vosotros.

Y, como no podía ser de otra manera, cumpliremos años sumandonos a la iniciativa de Unión Fenosa y Efiquest, dando nuestra opinión sobre el cambio clímatico y ayudando, así, a la reforestación de la selva brasileña.



Mucho se ha escrito ya sobre el cambio climático. En este mismo blog hemos visto ya numerosas opiniónes en contra y a favor. Pero pese a las argumentaciones de uno u otro bando, algo es cierto: el clima está cambiando. Quizá el cambio no sea tan apocalíptico como pronostican algunos, ni tan liviano como dicen otros. Es un cambio paulatino, que todavía estamos a tiempo de cambiar. Pero hay que moverse ya.

El primer paso para luchar, de forma efectiva, contra el cambio climático, es el cambio de modelo energético. Seguir basándonos en energías procedentes de combustibles fósiles en insostenible, tanto desde el punto de vista técnico, como desde el punto de vista económico o moral. Existen ya sobradas alternativas a los motores de combustión de gasolina o gasoil. Coches de hidrógeno (Honda FCX Clarity), híbridos (Toyota Prius, Honda Insight, Honda Civic IMA), eléctricos (Tesla Motors), todos son alternativas a los motores de combustión.

Las centrales térmicas, como la de As Pontes, en Coruña, que se basan en la quema de carbón deberían desaparecer en un breve periodo de tiempo. Son perfectamente sustituibles (en A Costa da Morte, donde está situada esta central térmica, podría funcionar con mucha eficacia una central de energía undimotriz), y no tiene ningún sentido seguir manteniendolas. Son muy contaminantes y poco eficientes.


De todas maneras, en este tema, tampoco hay que caer en el alarmismo fácil. Las islas de calor por crecimiento urbano, dan lecturas de las temperaturas algo desviadas, sobre el aumento real de esta. Los efectos, aunque se empiezan a notar, no son tan catastróficos como se pueda querer mostrar desde algunos medios, incluidos algunos documentales de gran presupuesto. Todavía estamos a tiempo. Ese es quizá el mensaje. Todavía se puede hacer algo, aunque no debemos dormirnos en los laureles. Hay que ponerse a trabajar ya. Nuestro futuro y el de nuestros hijos dependerá de ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada