martes, 3 de marzo de 2009

¿Realmente hay cambio climatico?


A raíz de la noticia aparecida en El País, titulada El Pirineo español se funde, Antón Uriarte -geólogo y climatólogo escéptico sobre la influencia del hombre, y del CO2 en concreto, en el clima– publica en Raca raca con los glaciares el gráfico de arriba, procedente de un estudio sobre la variación de masa de 169 glaciares de todo el mundo donde

se observa que el retroceso [de éstos] se originó a principios del XIX, tras la “Pequeña Edad de Hielo”, que afectó a los siglos anteriores. Anteriormente, en la época cálida medieval, hacia el año 1000, los glaciares de los Pirineos probablemente se habían retirado a las alturas tanto como lo hicieron los de los Alpes y apenas quedarían, si quedaban, trazas de ellos. Como ahora.

Se cree que una gran parte de los glaciares actuales, o al menos la masa de éstos estos, son la anomalía.

No es descabellado pensar que los glaciares montañosos se vieron incrementados por la Pequeña Edad de Hielo que asoló Europa, Norteamérica y Asia entre 1550 y 1850 y que incluyó el año sin verano (1816), en una época marcada por temperaturas extraordinariamente bajas que provocaron el rápido crecimiento de los glaciares montañosos.

De nuevo, el problema para explicar –si quiera identificar– posibles cambios en el clima radica en que no se sabe –ni se acuerda– qué significa normal en el clima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada