lunes, 16 de marzo de 2009

El Toyota Prius se cargará (parcialmente) con energía solar


El Toyota Prius ha pasado de ser un mero coche a todo un icono, muchos de los propietarios lo adquieren por lo que representa más que por la manera en que lo hace. Desde luego no es el vehículo compacto con menor consumo del mercado, pero su sistema híbrido consigue muy buenos resultados y aunque muchos hablan de lo contaminante que es fabricar sus baterías es sin duda uno de los detonadores del “boom verde” que vivimos hoy en día.

En un esfuerzo para reducir el consumo eléctrico del coche, que repercute directamente en el consumo de combustible, faros LED para las ópticas delanteras aparecen como opción. El sistema de aire acondicionado ha sido revisado para aumentar su eficiencia y aunque no es el primer coche en el que podemos ver un techo con placas solares, este también entra en juego para ayudar con el sistema de ventilación. Cuando el coche está aparcado usará la energía producida por las células solares para mantener la ventilación funcionando, de tal modo que cuando el conductor vuelva al coche sea menos probable que encienda el aire acondicionado. Estos paneles que serán proporcionados por la empresa japonesa Kyocera.

Uno de los mayores cambios ha tenido lugar bajo el capó, se dice adiós al antiguo motor 1.5 de cuatro cilindros, 78 CV y 111 Nm de par, para montar ahora un motor 1.8 también de cuatro cilindros, pero de 98 CV acompañados de 142 Nm de par motor. El sistema híbrido ha sufrido también un aligeramiento y reducción en el tamaño de sus componentes, consiguiendo una potencia en combinación con el motor térmico de 134 CV. Aunque sigue sin poder enchufarse a la red eléctrica para recargar las baterías, cosa que cada vez es más común y lo perjudica claramente. Otro de sus puntos débiles es su autonomía en modo 100% eléctrico, tan sólo dos kilómetros.

La aceleración de 0 a 100 ocurre ahora en 9.8 segundos, frente a los 10.2 de su predecesor. Además se introducen dos modos de conducción híbrida, “ECO” y “Power”, la primera como es de esperar logra un consumo más bajo, mientras que en el modo “Power” conseguimos una mayor potencia al pisar el acelerador.

En el interior nos encontramos con un renovado salpicadero, acompañado de un nuevo volante y una pantalla superior que ahora ofrece más información al conductor. Entre las opciones disponibles destacan el control remoto del aire acondicionado, el sistema de pre-colisión y el sistema inteligente de ayuda al aparcado entre otros. La tercera generación del Prius empezará a venderse en Estados Unidos y Japón en primavera y poco después se introducirá al mercado de otros 78 países.

Quizá no sea el vehículo menos contaminate que se pueda fabricar, pero el esfuerzo realizado por Toyota en las sucesivas versiones del Prius son, desde luego, loables. No hay nada que echarles en cara. Fueron los primeros en aprovechar la tecnología híbrida. Fueron mejorando los rendimientos de los motores, y ahora incluyen energía solar. Quizá no sea mucho usarlo para el sistema de refrigeración del coche, pero es un comienzo. A lo demás, apostar por la tecnología LED para la iluminación es, en este sentido, todo un acierto.

Ójala hubiera más empresas como Toyota. Habrá que esperar.

Via: autocenter cl

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada