martes, 20 de enero de 2009

Historia de los sistemas economicos (II)

Los primeros sistemas económicos monetarios, surgieron con el auge de las primeras grandes civilizaciones: Fenicia, Grecia, Roma, Egipto y Babilonia fueron las primeras sociedades en estructurar un sistema económico monetario. Este sistema era una variación del trueque, en la cual en vez de cabiar directamente productos y servicios, se intercambiaban monedas, con un valor determinado. De hecho lo que realmente daba valor a la moneda, en sus inicios, era el material en el que estaba hecho, y la cantidad de éste que contuviera. Así tenemos que las primeras monedas eran de cobre, plata u oro, siendo en este orden el incremento de su valor. Pero aún así la economía estaba basada, practicamente, en una desarrollada agricultura y ganadería, de la cual el rey o terrateniente se quedaba una gran parte en forma de impuestos o tributos. El aumento del tamaño de las problaciones y la centralización del sistema político dejó el poder menos repartido, de tal manera que una sola persona podía atesorar un gran poder. Evidentemente esto no se justifica por si solo, así que siempre las clases dirigentes de todas las sociedades se han puesto como descendientes directos o indirectos de los dioses. Esto justificaba su posición elevada sobre el resto del pueblo, el cual tenía que pasar hambre y escasez para poder mantener la opulencia de sus jerarcas. Este sistema realmente se mantuvo en todas las grandes civilizaciones, hasta la revolución francesa. En estos inicios de la economía, una parte importantísima de la economía eran los esclavos, ya que permitian una cantidad ingente de trabajo a un coste nulo. Esto permitió el desarrollo de estas civilizaciones, basado también en la expropiación a los pueblos invadidos.

En la época Medieval la cosa no mejoro mucho. Entre todas las actividades económicas la agricultura fue la que predomino en forma casi total durante toda la edad media. La tierra pertenecían a los señores feudales y eran trabajadas por los siervos de gleba. El régimen de la esclavitud era reemplazado por el de la servidumbre y estos se diferenciaban de los esclavos porque tenían personalidad legal y podían disfrutar de las propiedades privadas, pero no tenían incentivos para incrementar el rendimiento de la tierra, el error inicial de los señores feudales fue el de explotar a el campesino en vez de ayudarlo a explotar la tierra.

En estos periodos el gran poder que adquieren los señores feudales es tal, que los grados de corrupción existentes son, quizá, los mayores de toda la historia. La diferencia entre la clase gobernante y los campesinos era abismal. En esta sociedad, y con el nacimiento de grandes ciudades, empezaron a surgir los primeros vagabundos. Un efecto colateral que se mantendrá hasta nuestros días. La vida de los que no tienen dinero, ni forma de conseguirlo.

Continuará......

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada