martes, 4 de agosto de 2009

Que fácil es matar


Que fácil es matar. Si fácil. Sólo hace falta la intención. Por eso es tan difícil luchar contra el terrorismo, o contra los asesinos profesionales. Todo es echarle algo de valor y hacerlo.

El otro día estuve viendo una gran película de animación, Vals con Bashir. En ella, en tono onírico, nos habla de la guerra de Israel y Líbano en los años 80. Y nos recuerdan que, entonces, comenzó una nueva moda entre los terroristas palestinos, muy imitada por ETA: los coches bomba. Por lo que se ve triste moda. Entonces matar se volvió muchísimo más fácil. Y pasó de ser un acto de valentía a ser un acto de cobardía. Ya no mirabas a tu victima a los ojos, ni te salpicabas con su sangre. Desde la cómoda distancia veías su cuerpo destrozarse. A lo demás, dependiendo de la cantidad de explosivos, podías matar a una buena multitud de gente.

En España llevamos ya años sufriendo a unos idiotas que siguen con la intención de matar. Que se han apropiado de esa moda de los coches bomba para matar sin control y a placer.

Idiotas, si. Idiotas porque después de 50 años siguen sin darse cuenta de que sobran. De que son la escoria de Euskadi, y la principal causa de su estancamiento. Que no tienen respeto, sino que son los matones del colegio. Al más puro estilo macarra de barrio amedrentan, y se apropian de los recursos de los demas (por ejemplo de las instituciones como ayuntamientos) para conseguir lo que quieren.

Realmente estos hipócritas solo disfrutan matando. No aman Euskadi, ni quieren su independencia. Solo quieren tener una excusa para seguir teniendo 15 años. Solo que ahora en vez de quemar papeleras, queman vivas a personas. Supongo que para todo hay niveles. La violencia es el argumento de los que no tienen otro.



En fin... ya estoy harto de mostrar mi repulsa. Estos nuevos atentados siguen mereciendola, y la tienen. Pero ya estoy harto de gritarlo. ¿Y para que? Mientras el gobierno no se vuelva a sentar y a esta panda de impresentables de las instituciones públicas, y a pedir mayor diligencia a los jueces (en este sentido los únicos que realmente curran son policías y guardia civiles. Debe de ser incomodo sentirse con una diana pintada en la nuca). El PP en su momento lo hizo bastante bien. Quizá sea buena idea volver a esa política y forma de trabajar.

Que cada uno saque sus conclusiones, como siempre.

Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada