miércoles, 29 de septiembre de 2010

La huelga general y el espíritu de la 2º república


Si, si... habeis leido bien el título del post. Esta huelga general, igual que las anteriores mantienen el espíritu de la segunda república. Pero no nos confundamos. Esto no es un halago. Es un insulto y de los gordos.

La situación es diferente en Fuencarral donde, según las fuentes consultadas, la
falta de protección policial impide la salida de los vehículos. En estas
cocheras unos 300 piquetes se han concentrado desde las 4 de la mañana en cada
puerta y han protagonizado incidentes tanto con conductores a los que increpaban
a su entrada al trabajo como con los policías que intentaban escoltar a los
vehículos. Sólo un autobús logró salir escoltado a huevazos y bajo insultos y
amenzas. «Si ésto no se apaña, caña, caña, caña», ha sido el lema coreado por
los sindicalistas que sentados en el suelo impedían la circulación de los
vehículos.



Y es que esto terminan siendo las huelgas generales. Actos de terrorismo callejero, en la cual los sindicalistas insultan a la gente que quiere ir a trabajar, la agreden, y destrozan propiedades privadas y públicas. Se hacen llamar piquetes informativos, pero no pasan de matones de barrio. No informan, amenazan e insultan. Incluso agreden a quien quiere ejercer su derecho a no secundar la huelga.Lo peor es que, para justificarse, aún encima mienten. Te dicen que esta es una huelga contra la reforma laboral. Pero en los vídeos que presenta UGT en su página web no se habla de la reforma laboral. Se ataca ¡¡¡ al PP y a los empresarios!!!.Cabe recordarles que cuando se iban 10.000 personas diárias a la calle, decidieron que no era necesario hacer huelga general, porque no serviría de nada.


Bien, ahora os preguntareis que tiene que ver esto con la segunda república. Pues mucho. Al igual que en la segunda república, algunos se valen de mentiras y de teatralidad para inentar dominar a unos pocos. No se respeta el derecho de los demás. Se intentan imponer ciertas condiciones (se obliga a ir a la huelga) por la fuerza bruta, agrediendo a la gente. Lo peor: LOS PIQUIETES. Son unos personajes indeseables, que siguen actuando como entonces, yendo de matones, de chulos. Si no haces lo que ellos quieren corres peligro de ser agredido, o de que te destrocen el negocio, actuando como si fueran la mafia calabresa. ¿Acaso debo pedir permiso para trabajar a unos sindicatos a los que no pertenezco y que nunca han echo nada por mi?.
Cada uno que saque sus propias conclusiones.
Un saludo.

P.d.: Por supuesto hoy no he echo huelga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada