miércoles, 12 de mayo de 2010

Al final Garzón decide huir...

Era previsible. Tan claro era el caso de prevaricación de nuestro queridísimo juez y "superheroe", Baltasar Garzón (Pregunta que parece que ninguno de sus arduos defensores parezca que se haya echo en ningún momento), que ha decidido poner pies en polvorosa...

La petición realizada hoy por Garzón podría tener como objetivo apartarse de la función jurisdiccional mientras se sustancian las causas penales que existen contra él. Esta circunstancia obligaría al Consejo a no suspenderlo al menos hasta dentro de siete meses, cuando regresara del Tribunal Penal Internacional para volver a incorporarse a la Audiencia Nacional. En ese momento, su situación procesal podría haber cambiado por completo, en función de la evolución que tengan las tres causas judiciales.

Pero podría no salirle bien la jugada. La declaración de servicios especiales podría tardar más que una eventual suspensión cautelar del magistrado mientras se sustancian las tres causas abiertas contra el en el Tribunal Supremo. Si Luciano Varela, el instructor de la primera de ellas -presunta prevaricación al investigar los crímenes del franquismo- dicta en los próximos días auto de apertura de juicio oral, el CGPJ se vería obligado a convocar un Pleno extraordinario para estudiar la suspensión antes del traslado solicitado.

Esperemos eventos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada